miércoles, 31 de marzo de 2010

Acústico

Al mirar al mar,
con los hombros acolchados,
la mirada alzada
y los brazos superpuestos,
el viento atraviesa la cima del horizonte,
y sumergido queda el pasado y el olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario