jueves, 18 de marzo de 2010

De cómo el Sol tuvo sexo con la Luna para vengarse de la Tierra

Se acomodó en el sillón
que la luna le había brindado al sol
para resplandecer sobre su espalda
e hipnotizar todo el dolor
que la tierra,
desconsolada,
olvidó en su pudor.

Y es que murieron mil estrellas
ante amor tan cegador,
que murió en malentendidos
vuelto en tripas,
corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario