sábado, 27 de marzo de 2010

De juicios y prejuicios

Juicios a media noche
de la primera sílaba pronunciada
donde la ira ha decidido camuflarse
para no romper, despacio,
las restantes primeras impresiones.

Me dejo ser,
pues ya ni la mentira puede escaparse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario