viernes, 26 de marzo de 2010

Hipocresía, del griego ὑποκρισία

Esta noche he llegado embriagada,
de locuras ajenas convertidas en mías,
que confunden estrellas con trozos de arena,
y susurran al viento,
incesante tesón,
que detengan el tiempo,
y congelen sonrisas
pues tarde o temprano
se cierra el telón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario