miércoles, 31 de marzo de 2010

Lo bello

Las escamas del pez
ya no brillan al sol
pues el cielo, enojado,
ha decidido dejarse llover,
y empapar los pequeños recovecos del mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario