miércoles, 31 de marzo de 2010

Lo horrible

Cuando la mano esperada
corta el hilo equidistante al corazón
y los cristales descienden, atragantados, la faringe,
se rompen los riñones,
y lloras pis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario